Loading...

sábado, 28 de noviembre de 2009

¿DERECHO A LA IDENTIDAD O JUNGLA MEDIATICA?


Ref. “el grande hermano politico” de Tinelli

¿Será posible que en nombre de la “LIBERTAD DE EXPRESION” podamos ver usadas nuestras identidades, las de nuestros abuelos, padres, hijos o amigos protagonizando actos de obscenidad, impudicia, corrupción, tráfico de drogas, sodomía, etc. etc. en cualquier medio de comunicación algún día?

En el ámbito de la “ficción” la regla dice que los personajes tienen que ser ficticios y el derecho a la identidad respectado. Cualquiera puede desarrollar su actividad del modo que se le antoje pero no utilizar identidades reales sin autorización de los aludidos.

Es error caer en especulaciones de opiniones de “istas” y “antiistas” cuando lo que nos amenaza es que este tipo de atropello le pueda pasar a cualquiera de nosotros.

Que degradante una humanidad que penaliza el uso sin autorización de marcas registradas y es condescendiente cuando la identidad de cada uno de nosotros es usada tan descaradamente.

¡La prueba de que es delito es que “El grande hermano farandulero” murió por miedo a las cartas documento!

EVOLUCION RACIONAL O INVOLUCIÓN RAZONADA

Si nos ocupamos de rodearnos de inteligencia y altos ideales: EVOLUCIONAMOS.
Si nos rodeamos de vulgaridad y bajos ideales: INVOLUCIONAMOS.
Si con permisividad, condescendencia y quizás pereza, dejamos avasallar nuestros referentes culturales, históricos, morales, políticos, etc. no debe admirarnos que la involución crezca a nuestro alrededor y nos ahogue.

La conducta de nuestros hijos nos pasara la factura.

Siempre me llamo la atención que las frases: “hacen lo que quieren” y “andan por su cabeza” sean usadas prejurativamente, porque cuando partimos de la premisa de que la formación del ser humano es correcta: “hacer lo que se quiere” significa “hacer lo correcto” y “andar por su cabeza” significa “usar su propio criterio”.
Es nuestra obligación reafirmar como mandamiento numero uno de la libertad:
“NO HAGAS A LOS OTROS LO QUE NO QUIERES QUE TE HAGAN A TI”.
Debemos apurarnos en esta tarea, antes de que, hasta este concepto pierda su sentido.


Maria João Soares

No hay comentarios:

Publicar un comentario