Loading...

sábado, 28 de noviembre de 2009

Cereales violentos


Cereales violentos

Este que puede ser el titulo de un film, es una realidad terrorífica protagonizada por los trustes multinacionales, decididos a acaparar uno de los elementos esenciales de nuestra alimentación: las semillas, después de haber echado mano a otros sectores como los fertilizantes y los medicamentos. Esto que el libere capitalismo llama "full-line", lo que significa el cierre completo del circulo, el controle total de todo un sector de la actividad y la explotación de toda una cadena por un sistema multinacional.
El ejemplo de la soja es en este momento el más alarmante y demostrativo con la agravante de que aparte de pertenecer a la cadena alimentar humana y animal ahora es también un biocombustible. Con un sistema de integración completa de todas las actividades de la cadena, la obligación de los agricultores de firmarle contratos que los obligan a comprar sus productos y a venderles sus cosechas para que las industrialicen para fabricación de aceites, combustibles y pasando por la explotación de sus residuos y previa extracción de sus proteínas tan usadas por los nutricionistas.
La misma multinacional compra los animales alimentados con sus productos, los faena en sus frigoríficos y comercializa su carne en sus propias cadenas de supermercados. A todo esto agregamos que las multinacionales poseen sus propias flotas de barcos y camiones además de instalaciones portuarias y ferroviarias.
Todas sus actividades están estrechamente atadas unas a otras por contratos y decretos avalados por gobiernos complacientes. Imperios dentro de los Estados.
¡Este es el negocio redondo! Este es el poder peligroso que esta dominando y vampirizando la agricultura. Estas multinacionales no tendrían esta conducta sin su influencia sobre las decisiones políticas de los gobiernos, que ceden a la presión de sus intereses.
Las multinacionales hacen las leyes sobre el mercado de cereales. Una treintena de trustes agroquímicos que también hacen parte de la industria petrolera, son las que están acaparando el mercado de las semillas, para eso estas petroquímicas utilizan dos medios: la creación de híbridos y las garantías cómplices de protección que les otorgan los reglamentos nacionales e internacionales.
Su estrategia visa a quitar de circulación y guardar en sus laboratorios todas las variedades de semillas tradicionales que son sus principales competidoras porque los agricultores las pueden utilizar o intercambiar gratuitamente y quedar fuera del mercado cautivo que ellos dominan con la estandarización de las semillas híbridas.
Es urgente legislar sobre la protección de las semillas como patrimonio de la humanidad. Son bien publico o bien privado? Teniendo muy en cuenta estos sistemas que consisten en modificar genéticamente las plantas para que su utilización sea imposible sin la adquisición indispensable de substancias complementarias, hormonas o enzimas sin las cuales las semillas no podrán germinar. Además visando crear institutos tecnológicos agrarios nacionales que se ocupen de salvaguardar toda la diversidad de flora autóctona de cada país.


Maria Joao Soares

No hay comentarios:

Publicar un comentario